El ser humano es extraordinario. Eso ya lo dijo la Señora Rushmore para Aquarius hace 10 años.

El caso es que algunos de esos humanos son especialmente extraordinarios. A Wom le gusta mucho lo diferente y los diferentes. Los disconformes que inventan sus propias normas sabiendo que así llegarán a lugares extraordinarios o se encontrarán con gente extraordinaria. Los que buscan la singularidad constante.

Lo normal ya está inventado, ya está visto, pero lo anormal corrompe. Y hemos llegado hasta aquí para ponerlo todo patas arriba, ¿no?

Aquí, gente extraordinaria que se atreve con anormalidades:

Fuck normality.